Hoy en la Nota Stereo...

A sus 71 años Doña Aida Gloria Carrillo de Pinzón, continúa como desde hace 64 años elaborando y vendiendo el típico dulce zipaquiréño conocido como caramelito rojo.

Cuenta que desde los siete años sigue esta tradición familiar heredada de su abuela, quien elaboraba esta característica golosina zipaquireña en su casa ubicada en la carrera 11 con calle 10 del barrio la esmeralda, fue ella quien le enseño a elaborar y a venderlo. Toda su vida la ha dedicado a preparar y vender  este rico dulce zipaquireño en su puesto ubicado en el parque principal de Zipaquirá en donde ha permanecido la mayor parte del tiempo, viendo también cómo ha evolucionado la ciudad.

 

Cuenta que cuando los buses paraban en ese lugar las ventas de su producto eran muy buenas pues era el sitio obligado para llegar a la ciudad. “cuando comencé en este trabajo existían dos fábricas, la de la señora Paulina Rojas y la de mi abuelita Ana Peña de Galeano que le daba trabajo a otras personas para que vendieran el caramelito en la estación del tren y aquí en el parque a donde llegaba mucha gente. Hoy en día la venta ha bajado porque algunos se cuidan de comer mucho dulce y también porque los guías turísticos no promueven el producto, o a veces pasan muy rápido y no le dan tiempo a los turistas de comprar nada, siendo el caramelo prácticamente toda una tradición en Zipaquirá”

Aida mira hacia el parque y recuerda con nostalgia la Zipaquirá de años atrás, y a su mente llegan gratos recuerdos de lo que vivió. “Que pesar que hayan quitado el parque…era muy lindo ver sus flores, sus árboles bien cuidados, tenía sus sillas donde la gente salía a descansar… a distraerse un poco. Extraño mucho mi parque. Lo que también extraño de esa Zipaquirá de  hace unos años es el Teatro Roberto Mac Douall, recuerdo que cuando tenía unos 15 años conocí al que es hoy mi marido, hace 55 años nos casamos y allá íbamos a matiné y vespertina… era muy bueno me gustaban mucho las películas mexicanas que presentaban en ese tiempo. Pero hoy da tristeza ver cómo está el teatro…todo sucio, abandonado, convertido en dormitorio de indigentes que hacen hasta sus necesidades ahí” Dice Aida

Recuerdo también la antigua estación del tren y al frente el famoso restaurante Londres que funcionaba  donde ahora está la clínica. Como olvidar los hornos… el de Pacho Huertas, el de Botero, El Coronel entre otros. Estaban sobre la carrera 11, la gente llegaba ahí y hacia sus piquetes. La papa salada en el horno, la carne asada en las compuertas. También había señoras que en la décima vendían chicha, en la Bastilla y El Sol,  los Nueve Estados y  de la segunda. Había un parquecito arriba de la estación en donde algunas familias se sentaban a comer lo que compraban, otros iban a los hornos.

Yo entraba allá a vender mi caramelito rojo a la edad de once o doce años y me daban de comer y un poquito de chicha y yo era feliz… encantada jajajaja.

En medio de la venta de sus productos Doña Aida dice que también sirve de “guía turístico”, pues muchas personas se acercan para preguntarle por algunos lugares que desean visitar, donde pueden tomar el transporte para salir de la ciudad o que restaurante les recomienda etc.

Con mucha tristeza dice Aida que nunca han recibido un reconocimiento por parte de la Alcaldía o el concejo municipal por su trabajo y elaboración de un producto que ha llegado a convertirse en algo muy representativo de Zipaquirá.

 Es así que el Maestro Jorge Velosa compuso la canción Caramelito Rojo destacando esta tradicional golosina Zipaquireña.

 

Aida ve también con gran preocupación sus problemas de salud. Cuenta que estaba afiliada a Cafesalud pero debió retirarse porque tenía que pagar noventa mil pesos mensuales y no recibía los medicamentos oportunamente, viéndose obligada a pasarse al régimen subsidiado. También hace referencia a la gran  cantidad de vendedores ambulantes que han llegado últimamente a la ciudad que de alguna manera afectan su trabajo.

Finalmente saca una fotografía que guarda cuidadosamente  en una cajita de cartón y cuenta con orgullo, que ahí aparecen las antiguas “carameleras” de Zipaquirá, en su gran mayoría fallecidas entre ellas su abuela que murió a la edad de 103 años.

Si hay algo que caracteriza a esta mujer es su sencillez, amabilidad y amor por la ciudad que se puede ver en su rostro cuando cuenta estas interesantes historias.

 

La Nota Stereo

 

¿Que opina de la gestión de la actual administración del municipio de Zipaquirá?

Anuncie aquí!

Clima

Cloudy

12°C

Zipaquirá

Cloudy

Humidity: 77%

Wind: 6.44 km/h

  • 22 Nov 2017

    Mostly Cloudy 19°C 7°C

  • 23 Nov 2017

    Partly Cloudy 18°C 7°C

Precio del dolar hoy en Colombia

Integrado por AppLab.in
JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com