RAZÓN POR LA QUE SE APLAZÓ, OTRA VEZ, LA AUDIENCIA DE ÁLVARO URIBE

Politica

La audiencia de Álvaro Uribe, en la que se pretende que el fiscal Gabriel Jaimes sustente la solicitud de preclusión de la investigación por supuesta manipulación de testigos que se adelanta contra el expresidente, volvió a ser aplazada.

La diligencia, que estaba fijada para las 8:00 de la mañana de este jueves 24 de junio, no ha podido avanzar debido a la solicitud que realizó Deyanira Gómez, exesposa del considerado testigo estrella Juan Guillermo Monsalve, para ser reconocida como víctima en este proceso.

Cabe resaltar que la jueza 28 penal le entregó esta acreditación a Gómez tras acoger, de manera parcial, los argumentos presentados por su abogado Miguel Ángel del Río.

Sin embargo, días después el Tribunal Superior de Bogotá revocó esta decisión y, por esa razón, el representante de la expareja de Monsalve presentó una tutela ante la Corte Suprema de Justicia alegando vulneración de derechos.

A pesar de que el mundo judicial estaba a la espera del desarrollo de la audiencia de solicitud de preclusión para Álvaro Uribe, esta volvió a ser aplazada por cuenta de una solicitud presentada por otra de las alegadas víctimas.

Se trata del exvice fiscal Jorge Perdomo, quien pidió una nueva fecha debido a que para esa misma hora tiene programada otra audiencia en un caso en el que funge como defensor. Además, se indicó que otra de las partes tiene una incapacidad médica.

Tras esta solicitud, la jueza 28 penal deberá fijar una nueva fecha para adelantar, por fin, la audiencia de Álvaro Uribe.

¿Qué pasará en esa audiencia de solicitud de preclusión?

La idea es que, en esa diligencia, el fiscal Gabriel Jaimes exponga el porqué considera que la investigación que cursa en contra del exmandatario por la supuesta comisión de los delitos de soborno y fraude procesal debe precluir bajo estas dos causales: atipicidad del hecho investigado y ausencia de intervención del imputado en el hecho investigado.

El delegado de la Fiscalía solicitó esta figura jurídica alegando que, para el ente investigador, no existen suficientes elementos materiales probatorios que demuestren que el Uribe Vélez sí cometió estos delitos que, anteriormente, la Corte Suprema de Justicia le atribuyó.

El abogado Juan Camilo Sanclemente explicó en diálogo con KienyKe.com que, una vez el fiscal Gabriel Jaimes termine de sustentar los motivos de la solicitud de preclusión, intervendrán las partes -defensa del expresidente, víctimas, Ministerio Público- para expresar su postura y, al final de cuentas, será la jueza quien tomará cartas en el asunto y decidirá a quién le da la razón.

“En cualquiera de los dos escenarios vienen los recursos de ley.  Es decir, alguna de las partes podrá apelar la decisión y le corresponderá al superior jerárquico decidir, que en este caso es el Tribunal Superior de Bogotá”,  dijo.

Y agregó: “Si aceptan la preclusión el proceso llegará hasta ahí y, si no, la Fiscalía podrá reunir nuevos elementos para volverla a solicitar esta figura”.

Según resaltó el abogado Sanclemente, este proceso debe ser justo y no se le puede obligar a la Fiscalía a irse a un juicio con pruebas que no evidencien una responsabilidad penal, pues “se estaría vulnerando los derechos del expresidente solo por el interés de algunos, politizando la justicia para buscar una condena basada en mentiras”.

“Si la Fiscalía pide la preclusión es porque evidenció que la persona no cometió el delito y es su deber demostrarlo. Eso hace parte de las funciones que tiene la Fiscalía dentro de su labor investigativa y este punto hay que tenerlo en cuenta porque muchos casos se han llevado y la Fiscalía, sin pruebas, se va a un proceso, arma todo el show y luego terminan perdiendo los casos porque no tienen las pruebas. No hay que instrumentalizar la justicia para fines políticos”, finalizó.

Red Medios Digital