FAMILIA DE NIÑA ASESINADA EN BOGOTÁ PIDE JUSTICIA

Nacional

En la mañana del viernes 31 de mayo, la Policía de la localidad de Kennedy recibió una alerta por el fallecimiento de una niña de tres años en el hospital de Kennedy luego de haber sido ingresada a la unidad de urgencias por un aparente cuadro de maltrato y abuso sexual.

La lamentable noticia conmocionó al país y ha generado fuertes reacciones entre miles de colombianos y familiares de la pequeña que exigen justicia.

Publicidad

El hecho ocurrió en Bogotá, localidad de Bosa. Según las informaciones, la niña fue encontrada por su abuela en grave estado de salud, quien la llevó hasta el hospital de Kennedy, pero cuando llegó al allí ya estaba sin signos vitales.

En las últimas horas, se conocieron nuevos detalles del atroz caso de presunta violencia intrafamiliar y sexual de la que fue víctima Celeste.

Las primeras versiones señalaban como responsable de los hechos al padrastro de Celeste, quien, ante la evidencia recolectada, en la que incluso habría un video del abuso sexual al que fue sometida la niña, llevaron a las autoridades a proceder a su captura.

A la estación de Policía de Kennedy se acercaron vecinos y familiares de la menor, pidiendo justicia y resultados que permitan la judicialización de los responsables de este nuevo crimen.

El padre biológico de la menor comentó a los medios de comunicación: “Me llamaron y me tocó venirme. Me dijeron que me habían matado a la niña y me la habían violado. Se me fue el alma. Supuestamente era la pareja de ella, que la violó en la noche, y por la mañana le pegó un patadón y me la mató, llegó sin signos vitales al hospital de Kennedy”, indicó Jhon Ramírez, padre biológico de Celeste, comento.

Hay otras versiones que señalan que la niña llevaba por lo menos dos horas de fallecida, lo que prendió las alarmas de las circunstancias que rodean su muerte, pues, la pequeña Celeste tenía varios moretones y golpes en su cuerpo. Por este motivo, las autoridades forenses están realizando los análisis respectivos

De acuerdo con el reporte de los médicos del hospital de Kennedy, donde ingresó sin signos vitales la niña, indica que su cuerpo presentaba evidentes señales de golpes en distintas partes de su cuerpo, así como signos de abuso sexual.

Síguenos y comparte nuestro contenido: